Princesa Ariel

Princesa Ariel de Disney La princesa Ariel de Disney, es una princesa muy jove, posee la belleza más hipnotizante del mar, Ariel, suele ser ese tipo de jóvenes que sin duda alguna le apasiona absolutamente todo lo que desconoce, ella pasa muy poquitito tiempo adentro del palacio de sus especímenes compartiendo con ellos, en cambio, ella goza muchísimo más descubriendo cada vez más cosas a lo extenso de todo su hogar hermoso, nuestro océano.

Ella puede notarse un poco peleona y terca, pero siempre considera que para conseguir buenísimas experiencias y aventuras hay que exponerse a ciertos peligros, ella es una jovencilla a la que le encanta escudriñar, ¿Su sueño? Pues ser una más de nosotros… Le apasiona demasiado nuestro mundo y pues por esta razón siempre que va explorando ciertos naufragios abandonados secuestra objetos que se le han perdido a ciertos navegantes, los guarda como un grandísimo caudal.

Esta princesita se lleva su puesto porque es la hijita de un gigantesco y magnánimo tritón, quien gobierna todo el gigantesco reino del mar, pues esta hermosísima jovencilla posee la belleza más hipnotizante del mar, Ariel, no quiere ser realmente el sueño de muchísimas nenitas, ser una sirenita princesita de los mares… Porque realmente sueña demasiado con poder respirar el aire de la superficie y tocar con un par de pies los calientes granitos de arena de la orilla.

Llega un momento en el que siente que ya… Basta, no puede más con esa titánica curiosidad que la llena todos los días de poder ver con sus propios ojitos como es este mundo tan divertido así que va a donde una bruja del reino llamada Úrsula, ella penosamente siempre, desde chiquita le ha tenido muchísima envidia a la princesita Ariel por su belleza y por el puesto que tiene en el mar así que le cumple su deseo de poder irse a la superficie por un ratito pero con una condición de susto.

La cosa de… Pues esta hermosísima jovencilla posee la belleza más hipnotizante del mar, Ariel, que más llama la atención de cada individuo que la visualiza es su cabellito mágico e increíble porque es tan largo, fuerte y hermoso, tiene un color único que se distingue a distancia, tiene una piel hermosísima a pesar de vivir todo el tiempo debajo del agua salina, cuando era chiquitita sus labios eran del mismísimo color del de su piel pero cuando puso un pie en su adolescencia finalmente cambiaron a un matiz más maduro, el que tiene en estos momentos bastante similar al matiz que tiene la escarlata.

Un factor hipnotizante en su aspecto son el par de joyitas tono cerúleo místico que tiene como ojos, estos sin duda irradian un sentimiento de curiosidad y bondad que sin duda son las dos características más descriptivas de la hermosísima Ariel.

La verdad como ella es una especie de Sirenita no siente la necesidad de utilizar vestidos tan llamativos bajo las profundidades, ni tampoco zapatitos de esos hermosísimos que las princesitas usan normalmente pues penosamente tiene una colita de pescado en vez de piecitos, pero… Esto no es inconveniente para lucir tan genial y hermosa como siempre… Ella siempre lleva puesto un sostén confeccionado con un par de conchitas de mar de color moradito vibrante.

Pero eso no es todo… Cuando nuestra Ariel finalmente decide en pedirle ese deseo a Úrsula de poder salir por lo menos un día a las orillas del mundo terrestre como debe taparse usa una faldita improvisada hecha con el telón que se llegó a usar en algún momento como una vela en un viejísimo y olvidado barco y el ultimo atuendo, el más hermoso es cuando ella está a puntito de contraer maridaje con su hermoso jovencillo, lleva puesto un increíble y gigantesco vestido de bodas con todos super claros como la nieve, con una distintiva tiarita lindisima dorada con piedras conjuntamente de su velito.

Por primera vez podemos saber un poquito más a fondo de la vida de nuestra princesita en una peliculita bautizada como La Sirenita, en donde pasan tantísimas cosas que suben nuestro corazón hasta nuestra garganta, está llena de risas y aventuras que nos mantienen en un trance bastante graciosito en cada travesura que hacen, lo más genial de toda esta animación es que no quedamos tristes con un final que no nos pareció el adecuado, al contrario… Pues esta hermosísima jovencilla posee la belleza más hipnotizante del mar, Ariel, termina contentísima.

Desde muy tempranito en la historia de su peliculita Ariel se hipnotiza por un muchacho humano que ve, lo que realmente no tenía ni idea era de que este jovencillo hermosísimo de color claro, ojos azulitos y cabello completamente oscuro era un celebre chicuelo de la realeza, por decirlo así, un príncipe… Ariel al hipnotizarse con tal lindura hace lo posible arriesgando su vida para verle y conocerlo, pasan demasiadas cosas a lo largo de todo pues finalmente ambos se quedan encantados entre sí pero Ariel tiene que volver de nuevo al reino profundo para que el embrujo no tenga efecto.

Al llegar se da cuenta que esta horrible y malvada mujer igualmente hizo lo que siempre quiso, pero Ariel logra triunfar, finalmente el jovencillo y Ariel consiguen casarse, aunque a pesar de que el tritón, rey, no estaba tan de acuerdo con que su nenita se fuera al mundo terrestre lo acepto porque ella si sería feliz, al final los dos jovencillos estuvieron en una casita hermosísima cerquita del mar.

Película donde aparece la princesa Ariel

La película infantil conocida como la Sirenita o en inglés The Little Mermaind, es una animación producida por Walt Disney en 1989. Se basa en el cuento con el mismo nombre del escritor Hans Christian Andersen,

Trailer de la película la Sirenita

Comparte y diviertete

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest